Cómo encontrar esperanza entre tanta rabia

“No te le acerques a tu tío porque toma mucho” me advertía mi mamá los días en que me quedaría en casa de mi abuela. Los pocos recuerdos que tengo de su hermano son de su mirada triste y su recorrido errático hacia su cuarto cuando llegaba borracho. Él tampoco se me acercaba. Creo queSigue leyendo “Cómo encontrar esperanza entre tanta rabia”

Supe que estaba deprimida el día que vi a mi perro y no sentí nada

Me cuesta mucho terminar lo que empiezo. Para escribir estas líneas tuve que recurrir a un método de concentración que consiste en enfocarme exclusivamente en una actividad durante 25 minutos (cronometrados) y luego tomar un descanso de cinco.  En esa casi media hora, el principal reto es ignorar el repertorio de frases que me persiguenSigue leyendo “Supe que estaba deprimida el día que vi a mi perro y no sentí nada”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora